Lo primero que tienes que hacer es averiguar con las leyes de tu país si es legal o no la comercialización de líquidos para vapeo.