DRY BURN: Poner al rojo el hilillo para quemar la suciedad.