Lo mismo de siempre, cada cual dice lo que se le ocurre o lo que le "conviene".