Los kits de inicio directos a pulmón no son los mejores para dejar de fumar, sólo son los mejores para empezar a vapear; y son cosas distintas, porque no nos engañemos: lo importante es que se deje de fumar (usando esto como sustituto), mientras que aficionar a la gente al vapeo como un hobby es un extra, un plus que ayuda pero que no sirve para nada si no se elimina el vicio del tabaco.

No olvidemos que los que más en peligro están son los fumadores que llegan al vapeo muy reticentes. La experiencia de los que llegan tras tener contactos anteriores con el vapeo o que están motivados para empezar a vapear porque les interesa el tema en sí mismo es muy interesante, pero no es representativa de los simples fumadores que solo han peleados con chicles y sprays.